Estudiar desde casa: cómo crear un buen ambiente y lugar de estudio

29/04/2021

Comparte en redes sociales:

Para rendir en tus estudios uno de los aspectos clave es tener un sitio para estudiar sin distracciones. Por ello muchos estudiantes recurren a las bibliotecas, por ser lugares tradicionalmente tranquilos y silenciosos. Pero, ¿qué pasa si quieres estudiar desde casa? Hoy te contamos cómo hacer de tu casa un lugar adecuado de estudio, cómodo, ordenado y libre de distracciones.

Cómo crear un ambiente y lugar de estudio en casa

Estudiar desde casa puede ser igualmente efectivo, o incluso más, que ir a diario a la biblioteca. Para ello necesitas, eso sí, contar con un lugar de estudio adecuado. Te contamos cómo puedes crear un buen ambiente de estudio en casa.

Necesitas un espacio fijo

No vale con ponerse a estudiar en la mesa de la cocina o tirado en el sofá; para que estudiar sea productivo necesitas contar con un espacio fijo en casa. Si no dispones de una habitación exclusiva para el estudio, puedes colocar un pequeño escritorio en un rincón de tu dormitorio o del salón. Elige una zona de la casa que tenga buena iluminación natural y una temperatura agradable y que sea lo más tranquila posible. Añade también una lámpara de escritorio para cuando la luz natural o general de la habitación no sea suficiente. Y compra una buena silla ergonómica; si vas a pasar horas chapando, tu espalda te lo agradecerá.

El orden es importante

Un espacio ordenado es esencial para favorecer el estudio. Coloca algunos estantes o busca una mesa con cajones para tener a mano todo lo que necesitas cuando te pongas a estudiar: apuntes, libros, diccionarios, folios, bolígrafos, marcadores, etc. Así no interrumpirás tu tiempo de estudio cada vez que necesites algo y no lo encuentres.

Evita las distracciones

Disponer de un ordenador o tablet es básico para cuando tengas que hacer algún trabajo de clase, o incluso, dadas las circunstancias actuales, para seguir tu formación de manera online. Pero si estás estudiando para un examen, lo mejor es que los tengas apagados, al igual que el móvil, porque son fuente de distracciones.

Ten una botella de agua a mano y no te pongas a estudiar ni en ayunas (para no estar interrumpiéndote y asaltando la nevera a cada momento), ni tampoco tras una comida copiosa (que te cause sopor).

Y si la música te ayuda a concentrarte, mejor a bajo volumen y de tipo instrumental para que la letra no te distraiga. Escucha la playlist de música para estudiar que hemos preparado en Smartbank para ayudarte a concentrarte.

Crea una rutina de estudio

Ya te lo habíamos contado en nuestra guía para mejorar tu concentración al estudiar, y ahora te lo repetimos: para crear un buen ambiente de estudio necesitas establecer una rutina. Estudiar siempre a la misma hora y en el mismo espacio ayuda a la concentración. Elige tu horario de estudio y respétalo: hay quien rinde mejor por las mañanas y quien prefiere las noches; aprovecha el momento del día en que te encuentres más activo y con más energía para dedicarlo al estudio.

No hagas jornadas maratonianas de estudio, no suelen ser efectivas: tras llevar varias horas seguidas estudiando sin descanso no sabrás ni lo que estás leyendo. Y es que los descansos son necesarios para despejar la mente y maximizar tu rendimiento. Si quieres aprender cómo regular tu tiempo de estudio y tu tiempo de descanso, echa un vistazo a la técnica pomodoro.

Si sigues estos consejos será mucho más fácil crear un buen ambiente para estudiar y de esta manera conseguir ser más efectivo en tus estudios.

Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando en esta página, consideramos que aceptas su uso en los términos indicados en la Política de Cookies.