Guía para mejorar tu concentración para estudiar

27/01/2020

Comparte en redes sociales:

Estudiar no es fácil. Requiere esfuerzo, hábito, gran fuerza de voluntad y capacidad de concentración. Si eres de los que se distraen a los cinco minutos de ponerse delante de un libro o los apuntes, en esta guía repasamos algunas técnicas y consejos para mejorar tu concentración y sacar rendimiento a tu tiempo de estudio.

Un ambiente propicio para el estudio

Un factor externo que ayuda a mejorar la concentración es contar con un lugar de estudio adecuado. Necesitas un espacio tranquilo, alejado de ruidos, que disponga de luz natural, una buena ventilación y una temperatura agradable. La silla debe ser ergonómica y la mesa tendrá suficiente espacio para que puedas organizar tus libros, apuntes u otro material de estudio que uses. Estudiar siempre en el mismo lugar, ya sea tu habitación o la biblioteca, facilitará tu concentración.

También la música puede tener un efecto positivo en tu concentración. Elige temas sin letra (que puede distraerte) y ponlos de fondo mientras estudias, a un volumen suave. Música clásica, chill out o instrumental son los estilos más recomendables para tus ratos de estudio.

Establece una rutina

Tan importante como tener un lugar fijo para estudiar, es crear una rutina. Estudiar siempre a las mismas horas ayudará a tu mente a establecer un hábito de estudio y concentración. A mayores, es conveniente que planifiques previamente tu tiempo de estudio, asignando a cada asignatura y tema un intervalo de tiempo determinado, en función de su dificultad, amplitud de la materia o proximidad de los exámenes.

rutina de estudio

Aliméntate bien, descansa y practica deporte moderado

Aunque no lo creas, lo que hagas en tu vida diaria influirá en tu capacidad de concentración en los estudios. Si vas a estudiar a primera hora de la mañana y no has dormido bien la noche anterior, difícilmente podrás sacar provecho a tu sesión de estudio. Si te pones delante de los apuntes después de una gran comilona, te costará concentrarte por la pesada digestión.

Seguir una dieta equilibrada, con un desayuno fuerte y comidas y cenas más ligeras, así como dormir ocho horas diarias, influirán positivamente en tu rendimiento académico. Y si además añades alguna actividad física o deportiva a tu rutina semanal que te ayude a eliminar el estrés de los estudios, mejor que mejor.

Recompénsate

Fijar una recompensa cuando alcances un objetivo concreto te ayudará a motivarte durante tus sesiones de estudio. Puede ser una cena con amigos, ir al cine a ver una película o darte un capricho en tu tienda favorita. El caso es que vincular tu tiempo de estudio a estos pequeños premios tendrá un impacto positivo en tu capacidad de concentración, ya que asociarás el esfuerzo realizado a algo agradable.

La concentración puede entrenarse

Concentrarse significa centrar intensamente la atención en algo, en este caso, en la materia objeto de estudio que se desea comprender y memorizar. Es una capacidad que puede trabajarse, ya que existen técnicas que ayudan a mejorar la concentración. Aquí te presentamos algunas:

Ejercicios de respiración

Siéntate en una posición cómoda (puede ser en una silla o en el suelo sobre una alfombra o colchoneta) y cierra los ojos. Respira despacio y profundamente, poniendo tu atención en la entrada y salida del aire. Es difícil mantener la mente en blanco, pero trata de rechazar cualquier pensamiento. Repite estas inspiraciones y expiraciones pausadas durante unos cinco minutos.

Lectura

Antes de iniciar tu sesión de estudio, dedica una media hora a leer en silencio un texto que no tenga que ver con los apuntes. Leer es una buena manera de enseñar a tu cerebro a concentrarse, ya que contribuye a aislarte de otras distracciones y facilita la transición hacia una actitud de estudio y concentración.

Fijación

Elige un objeto que haya en tu habitación y concéntrate en él durante un par de minutos, analizándolo con todo detalle y evitando los pensamientos invasivos. Otro ejercicio similar es fijarse con atención en algo (puede ser de nuevo un objeto de tu habitación o lo que veas por tu ventana) y al cabo de un rato, cerrar los ojos e intentar recordar todos los detalles posibles de la escena.

Practicar alguna de estas técnicas a diario, aunque sea solo unos minutos, te ayudará a fortalecer tu capacidad de concentración.

consejos para mejorar la concentración para estudiar

Apps para mejorar la concentración

La tecnología es una de las principales causas que puede distraerte de tu estudio, pero también puede ayudarte a mejorar la concentración. En la tienda de tu dispositivo móvil podrás encontrar multitud de aplicaciones desarrolladas para ayudarte a estudiar. Estas son algunas de las más conocidas:

Be Focused

Esta aplicación desarrollada para Apple te permitirá cumplir tus objetivos de estudio repartiendo tus tareas en intervalos, separados por breves descansos. Asimismo, la app realiza un seguimiento de tu progreso diario, semanal o durante el periodo de tiempo que elijas. Puedes descargarla gratuitamente en la tienda iTunes. Existe una versión pro de pago.

Stay Focused

Esta app para Android contiene consejos para evitar las distracciones mientras estudias. Además, te permite bloquear tus redes sociales y cualquier otra notificación del teléfono durante tu tiempo de estudio. Se puede descargar de manera gratuita en la Google Play Store.

Forest

Esta aplicación te ayudará a desarrollar tu fuerza de voluntad y sentido de la responsabilidad, ya que, en vez de bloquearte el acceso al móvil, intenta que combatas tu adicción a este dispositivo a través de una fórmula de esfuerzo y recompensa. ¿Cómo? Plantas una semilla en Forest, y marcas el tiempo durante el que quieres estudiar. Mientras evites el móvil la semilla se irá desarrollando y se convertirá en un árbol, pero si caes en la tentación y entras en tus redes sociales, la planta se marchitará. Puedes descargártela tanto para dispositivos Android como para iOS.

Pomodone

Esta app aplica el método pomodoro, una técnica de estudio que consiste en mejorar la administración de tu tiempo dividiéndolo en fragmentos de 25 minutos separados por descansos de otros 5 minutos. La idea es que dediques cada intervalo a estudiar de forma intensiva hasta que suene la alarma. Pomodone, además, puede integrarse con otras aplicaciones de gestión de tareas como Wunderlist, Trello o Evernote.

Mindfulness y meditación

Esta aplicación para dispositivos Apple está diseñada para aumentar tus niveles de concentración a través del manejo de la respiración y el control de los pensamientos, dedicándole tan solo 5 minutos diarios.

Como has podido comprobar, son muchos los factores que influyen en tu concentración y sobre los que puedes trabajar para mejorar esta capacidad. Puede que al principio te cueste, que tengas que cambiar rutinas o crear un hábito de estudio del que carecías. En todo caso, con fuerza de voluntad y unos objetivos claros verás como consigues estudiar con mayor efectividad.

Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando en esta página, consideramos que aceptas su uso en los términos indicados en la Política de Cookies.