Nuevas formas de movilidad: qué debes saber

29/05/2021

Comparte en redes sociales:

La movilidad está cambiando. Las transformaciones sociales y económicas y los avances tecnológicos han traído nuevas formas de movilidad más sostenibles. Nuestras ciudades ofrecen ahora una imagen distinta a la de hace unos años, cuando el vehículo privado era el rey. Bicicletas, vehículos de movilidad personal como los patinetes eléctricos y medios de transporte público ganan presencia en las calles. Las nuevas formas de movilidad son el futuro. Te contamos por qué.

Qué es la movilidad sostenible

La movilidad sostenible es uno de los principales retos que afrontan ciudades y países. Detrás está la creciente preocupación de ciudadanos y gobiernos por el impacto medioambiental del transporte, que supone en la Unión Europea aproximadamente un cuarto de las emisiones totales de gases de efecto invernadero. Preocupan también el ruido que genera el tráfico, la mala calidad del aire en las ciudades, los atascos o la accidentabilidad en las vías. Pero seguimos necesitando movernos entre destinos en zonas urbanas, viajar y también transportar todo tipo de mercancías.

Es por ello que han surgido alternativas de movilidad y la propia UE ha aprobado una estrategia de movilidad para incentivarlas. Entre sus objetivos están que en 2030 se consiga que al menos 30 millones de coches sin emisiones recorran las calles europeas o que los desplazamientos en transporte colectivo de menos de 500 km sean neutros en emisiones. Para la fecha final de la estrategia, 2050, el reto es que la mayoría de vehículos, ligeros y pesados, que vemos en nuestras vías no produzcan emisiones de gases de efecto invernadero.

En qué consisten las nuevas formas de movilidad sostenible

Uso de la bicicleta en ciudades

¿Cuáles son estas nuevas formas de movilidad? Empezamos por la bicicleta. Un invento de hace dos siglos que cada vez utilizamos más, no solo como hobby o deporte, sino como medio de transporte urbano. En muchos países de Europa moverse en bicicleta a diario para ir al trabajo o al colegio es una realidad desde hace décadas, aunque a España esta tendencia ha llegado más tarde. Sin embargo, la pandemia ha acelerado su uso. Según los últimos datos de AMBE, la Asociación de Marcas y Bicicletas de España, en 2019 se vendieron 1,2 millones de bicis, y desde el confinamiento de la primavera de 2020 las ventas de bicicletas se dispararon, llegando a haber desabastecimiento y retrasos en las entregas.

Vehículos de movilidad personal

Los vehículos de movilidad personal (VMP) son otra de las alternativas de movilidad urbana en auge. Se trata de vehículos de una o más ruedas (los patinetes eléctricos son los más comunes), de una única plaza y propulsados exclusivamente por motores eléctricos que pueden alcanzar una velocidad máxima de 25 km/h. La Federación Española de Vehículos de Movilidad Personal estimaba (a principios de 2020) que en España había unos 650.000 patinetes eléctricos, cifra que, sin duda, se habrá visto aumentada en el último año. A este número hay que añadirle los patinetes que diversas compañías ponen en alquiler u otros tipos de VMP como los monociclos eléctricos.

Se apuesta por los coches eléctricos

El coche eléctrico es otra de las nuevas formas de movilidad que están promoviendo gobiernos y fabricantes, por ser un medio de transporte más limpio y eficiente. Los vehículos eléctricos son aquellos impulsados por un motor alimentado por una fuente de energía eléctrica (lo más habitual baterías de iones de litio pero también pilas de combustible de hidrógeno). Según datos de Anfac, en 2020 se matricularon en España 201.612 vehículos electrificados, híbridos y de gas, un 24,14% más que el año anterior.

Otras formas de utilizar los vehículos

La movilidad sostenible no se refiere solo al tipo de vehículos que circulan por nuestras calles, sino también a la forma en que los usamos. Y en este aspecto tener un vehículo en propiedad ha dejado de ser una prioridad para muchos ciudadanos, a quienes solo importa poder disponer del vehículo cuando lo necesitan. Nos estamos refiriendo a los servicios de coche o moto compartidos (carsharing o motosharing) en los que el usuario paga por el uso que hace del automóvil (una hora, un día, una semana, etc.) y se evita los gastos asociados a la propiedad (tener una plaza de garaje, el pago de impuestos, la ITV…). En España funcionan al menos una decena de empresas de vehículos compartidos, siendo las más conocidas Share Now (antes Car2go) o Free2Move (antes eMov).

Este servicio de alquiler de vehículos por minutos también se ha extendido a los patinetes eléctricos, con media docena de compañías presentes en las principales ciudades españolas. Funcionan a través de una app que te permite localizar los patinetes más cercanos a tu ubicación, desbloquearlos, utilizarlos y volver a dejarlos aparcados al acabar tu trayecto.

Definitivamente estamos ante una revolución de la movilidad urbana. ¿Preparado/a?

Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando en esta página, consideramos que aceptas su uso en los términos indicados en la Política de Cookies.