1/ 6

Este número es indicativo del riesgo del producto, siendo 1/6 indicativo de menor riesgo y 6/6 de mayor riesgo.

Banco Santander está adscrito al Fondo de Garantía de Depósitos de Entidades de Crédito. Para depósitos en dinero el importe máximo garantizado es de hasta 100.000 euros por depositante en cada entidad de crédito.

Este indicador de riesgo hace referencia a la cuenta corriente Online.

Competencias profesionales más demandadas por las empresas en 2023

16/12/2022

Comparte en redes sociales:

¿Estás en plena búsqueda de tu primer trabajo, pero no sabes qué aspectos de tu currículum debes destacar? En un proceso de selección, lo que resulta determinante para los reclutadores, más que los conocimientos específicos que ya se presuponen, son las denominadas competencias profesionales. Es decir, el conjunto de conocimientos y saber hacer que garantizan el éxito en un determinado puesto. Por eso, te contamos cuáles son las competencias profesionales más demandadas por las empresas en 2023.

¿Qué son las competencias profesionales y laborales?

Cuando hablamos de competencias profesionales y laborales nos referimos a la serie de habilidades, conocimientos y aptitudes de las que dispone una persona para el desempeño de su actividad laboral.

El término lo popularizó en los años 70 el psicólogo David McClelland. En su búsqueda de una definición que ayudase a los departamentos de Recursos Humanos, describió las competencias profesionales como las características que tiene una persona para desarrollar exitosamente las funciones de su puesto.

Si te encuentras en búsqueda activa de empleo o si quieres cambiar de trabajo, necesitas saber cuáles son las competencias profesionales y laborales que demanda el mercado.

Cada puesto de trabajo puede requerir competencias profesionales distintas y, por ello, deberás desarrollar unas u otras en función de tus intereses y tus metas profesionales.

Tipos de competencias profesionales

¿Te gustaría conocer los tipos de competencias profesionales que existen? A continuación, te explicamos cada uno de ellos.

Competencias básicas

Se trata de las competencias que se adquieren en las primeras etapas de la educación, como la lectura, las matemáticas esenciales, la escritura o la gramática; y también de las competencias sociales, como la comunicación, los modales o la forma de relacionarnos con los demás.

Competencias genéricas

Son aquellas competencias válidas en cualquier tipo de empleo, sin tener en cuenta el puesto específico para el que vayas a postularte. Hablamos, por ejemplo, de poseer buenas dotes comunicativas o de saber trabajar en equipo, cualidades que serán valoradas positivamente, sea cual sea el puesto de trabajo al que decidas presentar tu candidatura.

 Competencias específicas

Son las propias de cada puesto de trabajo en particular. Este tipo de competencias se adquieren después de haber realizado una formación determinada para ejercer una profesión. Si decides estudiar informática, vas a adquirir unas competencias profesionales específicas en programación, en instalación de equipos, en el uso de determinados programas, etc.

¿Qué diferencia hay entre las competencias profesionales y las habilidades?

Competencias profesionales y habilidades no son lo mismo, aunque muchas veces puedas confundirlas.

Las habilidades son las capacidades innatas de una persona para poder hacer algo de forma correcta. No precisan de ninguna formación específica.

Las competencias profesionales, sin embargo, son los rasgos individuales y las características que permiten al trabajador llevar a cabo sus tareas de manera óptima y que se obtienen con el aprendizaje.

Las 10 competencias profesionales más demandadas del mercado laboral

Las competencias profesionales abarcan muchos campos y pueden ser muy variadas, pero aquí vamos a repasar las competencias que más demandarán las empresas en 2023.

Altas cualidades comunicativas

Para optar al trabajo de tus sueños debes saber expresarte de manera correcta, adaptándote a cada contexto. Las empresas buscan candidatos que sepan comunicarse adecuadamente en cada momento, tanto con los integrantes del equipo como con los clientes.

Flexibilidad

La pandemia ha demostrado que es indispensable contar con trabajadores preparados para adecuarse a cualquier tipo de circunstancia, por ello, la flexibilidad para ajustarse a condiciones de trabajo cambiantes es una cualidad muy valorada a la hora de conseguir empleo. Actualmente, existen muchas empresas que apuestan por el trabajo 100 % telemático o por una fórmula híbrida, por lo que las compañías buscan formar sus plantillas con trabajadores que sepan adaptarse a estas circunstancias.

Dominio del entorno digital y las redes sociales

Los perfiles profesionales digitales son muy demandados, porque existen muchas empresas en plena transformación digital que necesitan incorporar este tipo de trabajadores a sus plantillas. No se trata de que hagas publicaciones en las redes sociales o de que sepas usar ciertas tecnologías que posibilitan el teletrabajo. Un perfil digital significa tener amplios conocimientos de marketing digital, creación de contenidos, planificación de estrategias para redes sociales, análisis de datos e incluso diseño gráfico.

Conocimiento de lenguas extranjeras

Si el inglés sigue siendo tu asignatura pendiente, tienes que ponerle remedio cuanto antes. Estos consejos para aprender inglés pueden serte de ayuda. Saber otros idiomas es un requisito indispensable para ciertos puestos de trabajo y, dependiendo del sector, será necesario contar con un nivel alto de desempeño.

Saber analizar los datos para tomar decisiones

En la era del big data, las empresas valoran muy positivamente a los candidatos que son capaces de tomar decisiones basadas en hechos y no en meras conjeturas. Se trata de que puedas recopilar datos en función de los indicadores clave de rendimiento de la empresa para la que trabajes y transformarlos en información útil.

Liderazgo y motivación

Ser un líder nato que guíe a los demás dentro de los equipos de trabajo es una competencia muy demandada. Si consideras que puedes ser ese tipo de trabajador, debes saber que el liderazgo es fuente de inspiración y motivación para el resto de compañeros.

Trabajo en equipo

Esta es una de las competencias laborales que no pasan de moda y, año tras año, se consolida como una de las más demandadas por los reclutadores de personal. Captar empleados capaces de colaborar con sus compañeros de manera armoniosa y fructífera, de forma que cada uno aporte lo mejor de sí mismo, es siempre un objetivo para las empresas.

Organización

Saber gestionar el tiempo es todo un arte y una competencia muy apreciada en las compañías. Se trata de que priorices las tareas importantes y ajustes tu horario para cumplir con lo programado, sin procrastinar con los cometidos que menos te gustan. Cuando organizas bien tu tiempo, aumenta la eficacia, la eficiencia y, por lo tanto, la productividad.

Resiliencia

La facultad de poder reponerte inmediatamente tras sufrir un revés es una competencia laboral muy buscada por las empresas. Un perfil de trabajador ideal sería aquel que, tras un fracaso, vuelve inmediatamente a la situación de partida, con toda la ilusión y las ganas por un nuevo proyecto.

Capacidad de aprendizaje

El mundo laboral actual se caracteriza por ser dinámico y cambiante, por lo que debes potenciar tu capacidad de aprendizaje y estar dispuesto a adquirir nuevos conocimientos de manera permanente.

¿Cómo se evalúan las competencias profesionales?

Si te estás preparando para afrontar con éxito un proceso de selección, uno de los aspectos que debes considerar es la evaluación de tus competencias profesionales. Este método ofrece a los reclutadores un mayor conocimiento de los candidatos, minimiza los errores de selección y ayuda a detectar a los aspirantes que son más afines a la entidad.

Lo más común para llevar a cabo este tipo de evaluaciones es mediante test que puntúan las diferentes competencias profesionales que le interesan a la empresa. Se trata de pruebas psicométricas que pone en marcha el área de Recursos Humanos y que están enfocadas en las aptitudes profesionales y las cualidades personales más necesarias para el puesto en cuestión.

Es aconsejable que practiques este tipo de test antes de acudir a la selección. Empresas de recursos humanos como Randstad o Adecco tienen en sus webs este tipo de pruebas a disposición de las personas que estén interesadas.

Cómo trabajar y desarrollar tus competencias profesionales

Vivimos con un mercado laboral más competitivo que nunca, por eso es importante que trabajes y desarrolles tus competencias profesionales, convirtiéndote en el candidato ideal. Prepárate en todos los campos que consideres necesarios para el puesto al que te presentes a través de cursos, seminarios, webinars y las formaciones que tengas a tu alcance.

Puedes fomentar tus cualidades para el trabajo en equipo haciendo algún tipo de voluntariado, mientras que, si la comunicación es tu punto débil, una buena opción es participar en foros de oratoria o convertirte en portavoz de algún tipo de evento.

Crear una buena red de contactos profesionales a través de plataformas como LinkedIn es una buena manera de poder desarrollar habilidades que están fuera de tu área de influencia.

Si lo que te frena es el coste que pueda tener la preparación necesaria, recuerda que aquí tienes información sobre las becas Santander, un completo programa que ofrece formación en campos diversos del conocimiento.