1/ 6

Este número es indicativo del riesgo del producto, siendo 1/6 indicativo de menor riesgo y 6/6 de mayor riesgo.

Banco Santander está adscrito al Fondo de Garantía de Depósitos de Entidades de Crédito. Para depósitos en dinero el importe máximo garantizado es de hasta 100.000 euros por depositante en cada entidad de crédito.

Este indicador de riesgo hace referencia a la cuenta corriente Online.

Cómo aprender inglés: tips y consejos básicos

19/01/2023

Comparte en redes sociales:

Hablar inglés te abre la puerta a un sinfín de oportunidades laborales y formativas, a vivir en otros países, a conocer otras culturas… Todo son ventajas. Y, sin embargo, aprender inglés es una asignatura pendiente para muchas personas, y eso que el considerado como el idioma universal se estudia actualmente desde la infancia. Pero una cosa es aprender la lista de verbos irregulares y otra muy distinta tener la capacidad de mantener una conversación en este idioma. Para conseguir esa fluidez, es necesario trabajar todos los aspectos de la lengua y no solo la gramática o el vocabulario, también la pronunciación, el oído o la comprensión lectura. La buena noticia es que con los consejos que vas a leer a continuación, aprender inglés será pan comido, o como diría un nativo, a piece of cake.

¿Cuánto se tarda en aprender inglés?

No existe una fórmula matemática que determine el tiempo que tarda una persona en aprender inglés, pero el British Council señala que se necesitan unas mil horas de estudio para conseguir un nivel avanzado (un C2 según el Marco Común Europeo de Referencia para las Lenguas). Según esto, alguien que parta de cero tendría que estudiar una media de 3 horas diarias para dominar el idioma.

En cualquier caso, la rapidez con la que puedes aprender inglés dependerá de tu nivel de conocimientos previo, tu edad, tu dedicación o el objetivo que te hayas marcado. No es lo mismo, por ejemplo, prepararse para un examen oficial, con unos contenidos ya definidos, que para trabajar en una multinacional con personas de distintas nacionalidades.

9 consejos para aprender y mejorar tu nivel de inglés

Apunta estas recomendaciones porque te servirán no solo para aprender inglés desde cero o mejorar el nivel que ya tienes, sino también para mantener la fluidez que ya hayas conseguido.

Aprende gramática inglesa

La gramática es la base de un idioma y, aunque es cierto que no es necesario introducirla al inicio del aprendizaje, sí es imprescindible estudiarla. Conocer las claves de la gramática inglesa te permitirá una mayor soltura y fluidez tanto a la hora de escribir el idioma como de hablarlo. En este sentido, no te limites a memorizar listas de vocabulario o tipos de construcciones, lo realmente eficaz es aprender a construir frases.

Practica el listening

El primer paso para aprender un idioma es escucharlo. Piensa en el proceso de aprendizaje de un niño: primero entiende lo que otras personas dicen, luego habla, a continuación lee y, por último, escribe. Por eso, no pierdas de vista los ejercicios de escucha activa o listening cuando estés estudiando inglés. Si al principio tienes la sensación de que no comprendes nada, no te preocupes, es normal. La buena noticia es que con la práctica tu oído se acostumbra y las palabras comienzan a cobrar significado.

La otra buena noticia es que puedes practicar el listening de muchísimas maneras: escuchando música, con pódcast, viendo películas y series en versión original, siguiendo las noticias en canales internacionales, etc.

Trabaja la pronunciación

Si el listening es importante, no lo es menos la pronunciación. Por eso, cada vez que registres un término nuevo en tu lista de vocabulario, apunta también cómo se pronuncia. Y cuando estudies inglés, hazlo en voz alta, repitiendo las palabras una y otra vez y escuchándote. Si estás solo, puedes probar a grabarte para después fijarte en posibles errores de los que no eres consciente mientras estás hablando. Si te formas con un profesor, permítele que te corrija. Aprender a pronunciar bien es imprescindible para entender y que te entiendan cuando hables inglés.

Planifica el estudio

Si has decidido dar el paso, lo primero que debes hacer fijarte un objetivo a corto plazo y, a a continuación, planificar tu tiempo de estudio. Piensa cuántas horas y recursos necesitas para alcanzar tu meta y haz un calendario. Por un lado, utiliza las horas del día en las que te concentras mejor para memorizar vocabulario, realizar ejercicios complejos o practicar tu escritura, el writing. Por el otro, aprovecha los tiempos muertos de los que dispongas, como, por ejemplo, un trayecto en transporte público, para entrenar tu oído.

Además, no debes olvidarte de repasar. Dicen los expertos que integramos nuevas palabras en nuestro vocabulario cuando las hemos repetido entre 15 y 20 veces. Un truco para conseguirlo es apuntar los términos y expresiones más importantes en pósits y dejarlos a mano, para que puedas leerlos a menudo.

Practica todo lo que puedas

Si estás aprendiendo inglés es porque quieres utilizarlo, así que comienza a practicarlo lo antes posible. Gracias a internet, hoy resulta más fácil encontrar a personas dispuestas a participar en un intercambio de idiomas, online o presencial. No tengas miedo a hacer el ridículo. Cuanto más hables, más aprenderás y antes mejorarás tu nivel.

Pasa una temporada en el extranjero

La manera más efectiva de aprender un idioma es convivir con él. Así que si el dominio del inglés está entre tus prioridades, no dejes pasar la oportunidad de vivir un tiempo en el extranjero. Puedes buscar un trabajo o realizar algún curso. Con las becas Santander, por ejemplo, tienes la posibilidad de continuar tu formación superior en otro país o de pasar varias semanas en un campus específico para perfeccionar el idioma.

Conoce a hablantes nativos en tu ciudad

No importa cómo de grande sea la localidad en la que vives, seguro que hay alguien cuya lengua nativa es el inglés. Puedes localizar a estas personas en academias, en locales que organicen conversaciones en distintos idiomas, en tu centro de estudios… Cuando las encuentres, no lo dudes y lánzate a hablar. Recuerda: tienes que practicar.

Fíjate metas y objetivos semanales

Comentábamos antes que se necesitan 1000 horas anuales para alcanzar un nivel avanzado en inglés, pero lo ideal para tu aprendizaje es que pienses en plazos más cortos. Por ejemplo, qué temas vas a aprender esta semana, cuántas palabras nuevas tendrías que registrar en tu libreta o qué ejercicio de expresión escrita vas a realizar.

Lee noticias y libros en inglés

Para aprender inglés hay que escuchar y hablar, pero también leer. De hecho, la lectura es uno de los procesos más efectivos para recordar vocablos y expresiones. Además, las posibilidades que tienes a tu alcance son numerosísimas: noticias online de medios extranjeros, blogs en inglés, las letras de tus canciones favoritas, novelas de autores nativos… Una buena práctica es consultar todos los días una web en inglés que te transmita confianza en el manejo del idioma, como, por ejemplo, la BBC o The Guardian.

Recursos para aprender y perfeccionar tu inglés

Gracias a la tecnología, existen infinidad de recursos a tu alcance con los que puedes ir entrenando tu fluidez en inglés de manera amena, desde aplicaciones específicas que puedes descargar en tu teléfono móvil, hasta pódcast, vídeos o juegos online.

Vídeos para practicar

En YouTube encontrarás numerosas cuentas que publican vídeos para aprender inglés. Puedes acudir a las de instituciones como el British Council, que ofrece, por ejemplo, vídeos breves de menos de dos minutos de duración con píldoras de gramática y vocabulario. O recurrir a youtubers consolidados como Mr Duncan, que enseña inglés a principiantes de manera divertida. Si tienes un nivel más avanzado, con Rachel’s English puedes practicar tu pronunciación y entonación para sonar más natural cuando hables en inglés.

Aplicaciones para aprender inglés online

Si lo que buscas es una app, Duolingo te ofrece lecciones breves, de unos 5 minutos de duración, para que puedas practicar todos los días y, además, te pone en contacto con otros estudiantes de inglés. En Babbel encontrarás una herramienta de reconocimiento de voz para mejorar tu speaking, diálogos interactivos y también clases online con profesores. EWA English utiliza, por su parte, memes de películas, series, libros y juegos para que perfecciones tu nivel.

En internet también encontrarás sitios web con ejercicios para que puedas practicar de manera amena. Por ejemplo, la web de la Universidad de Cambridge, que ofrece las prestigiosas certificaciones First, Advanced y Proficiency, te ofrece la posibilidad de realizar actividades online acordes a tu nivel y la competencia que quieras trabajar.

Pódcast para mejorar la escucha activa

También puedes ponerte un pódcast en inglés para entrenar tu oído y mejorar tu comprensión del idioma. Lo ideal es encontrar uno en el que se hable de algún tema que te interese para que te resulte más fácil mantener la atención. Puedes seguir, por ejemplo, las inspiradoras charlas TED en TED Talks Daily, repasar curiosidades históricas en Stuff You Missed in History Class, o descubrir cómo se hablan realmente inglés los nativos con RealLife English.

Películas y series en inglés

Una de las maneras sencillas de aprender inglés, y que todos tenemos a nuestro alcance, es ver películas y series en versión original. Si activas los subtítulos, no vas a perder detalle de la trama, pero, además, ampliarás tu vocabulario, mejorarás tu pronunciación y, por si eso fuera poco, descubrirás detalles en los diálogos que muchas veces se pierden con el doblaje. Para un aprendizaje más activo, puedes recurrir a métodos como el de Speak Up, que complementa la película en versión original con lecciones basadas en ella.

Aprende inglés con música y canciones

Cuando escuchas música en inglés, también estás practicando el idioma. Puedes tratar de entender lo que dice la canción, o descargarte la letra y seguirla mientras suena la música. Si el tema es pegadizo, vas a recordar la letra, por lo que estarás aprendiendo inglés sin ningún esfuerzo.

Si aplicas estos consejos para aprender inglés, verás cómo tu nivel mejora con rapidez. Y cuanto más lo perfeccionas, más sencillo te resultará seguir avanzando.