Cómo sobrevivir a tu Erasmus

04/07/2019

Comparte en redes sociales:

Uno de los deseos de muchos universitarios es cursar un año en otro país. Si es tu caso, probablemente te estés planteando cómo sobrevivir (económicamente) a tu Erasmus.

El principal aspecto que influirá en tus gastos durante tu etapa de Erasmus es el nivel de vida del país de destino. El coste de la vida no es igual en toda Europa; incluso dentro del mismo país puede haber grandes diferencias entre ciudades. Así que este será un argumento de peso en la elección de tu universidad.

Para hacerte una idea de lo que puede suponer a tu bolsillo irte un cuatrimestre o un curso académico completo a estudiar fuera, haz un repaso de los principales gastos a los que te vas a enfrentar: viaje, alojamiento, comida, transporte, libros y material de estudio y ocio. Y ahora piensa cómo vas a sufragar estos gastos. Es probable que tus padres te ayuden económicamente, pero también puedes buscarte un trabajo (antes o durante el Erasmus) y solicitar becas.

Solicitar una beca

Al pedir un Erasmus, el programa te concede una ayuda para cubrir gastos de subsistencia y viaje (la denominada Beca Erasmus) cuyo importe varía en función del nivel de vida del país de destino. Hay tres grupos de países: los que tienen un coste de vida más elevado, como Austria, Dinamarca, Finlandia, Francia, Irlanda, Italia, Liechtenstein, Noruega, Suecia y Reino Unido. Si eliges una universidad de alguno de ellos recibirás 300 euros mensuales.

El segundo grupo comprende países con un nivel de vida intermedio: Alemania, Bélgica, Croacia, Chipre, República Checa, Eslovenia, España, Grecia, Islandia, Luxemburgo, Países Bajos, Portugal y Turquía. La cuantía de la beca aquí es de 250 euros al mes.

Finalmente, en el tercer grupo se incluyen los países más baratos, como Bulgaria, Eslovaquia, Estonia, Hungría, Letonia, Lituania, la ex República Yugoslava de Macedonia, Malta, Polonia y Rumanía. Si estudias en una de sus universidades recibirás al mes 200 euros.

Además de la ayuda a la movilidad, al participar en el programa Erasmus no tendrás que pagar las tasas de matrícula de la universidad de acogida, lo que implica un buen ahorro.

Recibir la Beca Erasmus no limita la posibilidad de solicitar otras ayudas económicas, así que sondea en tu universidad, la consejería de Educación de tu comunidad autónoma u otros organismos que ofrecen sus propias becas para ver si cumples los requisitos para acceder a ellas.

Por ejemplo, el Banco Santander, Crue universidades españolas y el Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades lanzan el programa de Becas Santander Erasmus dirigido a todos los estudiantes de las universidades españolas entregando 5.152 becas a beneficiarios de las ayudas Erasmus+.

Este programa tiene como objetivo reconocer la excelencia académica de los estudiantes Erasmus+ y promover la inclusión social y la igualdad de oportunidades. El próximo mes de octubre se abrirá la II convocatoria de Becas Santander Erasmus, ¡convierte tu experiencia en un Erasmus XL!

Buscar trabajo

Si no has conseguido ninguna otra beca aparte de la propia del programa Erasmus, siempre puedes buscar trabajo en tu ciudad de destino para conseguir unos ingresos extra. En webs como Erasmusu recopilan ofertas de empleo que puedes compaginar mientras estudias, por ejemplo de canguro, camarero, traductor o profesor de español. Lo más fácil, de todas maneras, es acercarte a una oficina de empleo en tu destino e informarte allí de las vacantes que pueda haber.

Aprender a ahorrar

La otra clave para sobrevivir a tu Erasmus es ahorrar. Compartir piso con otros estudiantes te resultará más barato que irte a una residencia. Tu bolsillo también agradecerá que hagas la compra semanal en el supermercado en vez de comer siempre fuera de casa. En cuanto a los desplazamientos, si vas a una ciudad pequeña, la forma más económica de desplazarte será andando; si no, sácate un abono de transporte o hazte con una bici de segunda mano.

Por el gasto de tu móvil ya no tendrás que preocuparte. Gracias a la supresión del roaming en la Unión Europea, tus llamadas, mensajes y datos te costarán al mismo precio que si estuvieras en tu país. Eso sí, deberás informar a tu compañía de que estás residiendo temporalmente fuera de España con una beca Erasmus, ya que si no lo haces y comprueban que en un periodo de cuatro meses has usado tu móvil más tiempo en el extranjero que en tu país, volverán a aplicarte el roaming. De todas formas, no dudes en aprovechar las conexiones wifi gratis de cafeterías y bibliotecas para no agotar todos tus datos cuando hagas una videollamada a casa.

Cómo aprovechar tu cuenta Smart Premium en tu Erasmus
Educación Cómo aprovechar tu cuenta Smart Premium en tu Erasmus

Ventajas de la cuenta Smart Premium y cómo seguir utilizando tus tarjetas Santander cuando viajas al extranjero.

11 tips para irte de Erasmus
Educación 11 tips para irte de Erasmus

Vivir un Erasmus es una experiencia única que te marcará como universitario.

Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando en esta página, consideramos que aceptas su uso en los términos indicados en la Política de Cookies.