11 tips para irte de Erasmus

04/07/2019

Comparte en redes sociales:

Vivir un Erasmus es una experiencia única que te marcará como universitario. Si estás planeando solicitar una beca del programa Erasmus para el próximo curso, quizás te encuentres un poco perdido sobre cómo organizarte. Por ello, aquí van 10 consejos para irte de Erasmus y aprovechar tu estancia en el extranjero al máximo.

Elige la ciudad perfecta para ti

Tienes 33 países donde escoger para irte de Erasmus; entre ellos, los 28 de la Unión Europea, y también Islandia, Liechtenstein, Noruega, Antigua República Yugoslava de Macedonia, Suiza y Turquía. El nivel de vida del país, el clima, la afinidad cultural e idiomática, las conexiones aéreas… son cuestiones que debes valorar para acertar con tu destino. De primeras puede que te llame más vivir tu Erasmus en una gran capital, pero las ciudades más pequeñas resultan más económicas y en ellas resulta más fácil moverte y más rápido conocer dónde está todo.

Aprende el idioma

Además de manejarte en inglés, deberías tener unas nociones del idioma del país al que te vayas de Erasmus, ya que te pueden sacar de más de un apuro. Por ello, aprovecha los meses anteriores al viaje para hacer un curso intensivo. Aunque creas que tu inglés o tu alemán o tu francés es pésimo, ¡que no te dé vergüenza hablar! Así es como más se aprende.

Infórmate sobre tu universidad de destino

Confirma que en la universidad de tu elección se imparte tu carrera, mira qué asignaturas ofrecen y elige aquellas que puedas convalidar a la vuelta. Tu Erasmus es el momento ideal para superar esa asignatura hueso de tu universidad de origen. Puede que tu primera idea al irte de Erasmus sea estar de fiesta todo el día, pero no te olvides de ir a clase, hacer los trabajos y estudiar. Por lo general, el nivel de exigencia académica será menor que en tu propia universidad, pero no te van a regalar el aprobado.

Alojamiento

Si puedes, busca ya desde España alojamiento para tu Erasmus. En Internet existen foros, grupos de Facebook y otras redes sociales en los que informarte sobre las posibilidades de alojamiento en tu destino, bien sea en residencias o en pisos compartidos, y a través de los cuales puedes ponerte en contacto con otros estudiantes que estén en tu misma situación. Elige una zona para vivir que esté cerca de tu universidad, ahorrarás en transporte y vivirás el ambiente universitario. Si no has conseguido cerrar alojamiento antes de llegar al país, pásate por el campus y busca ofertas para compartir piso en los tablones de anuncios.

Pide una beca y ahorra

El Organismo Autónomo de Programas Educativos Europeos es la entidad que se encarga de gestionar la beca Erasmus, que oscila entre 200 y 300 euros al mes en función del coste de la vida en el país de destino. Aunque al irte de Erasmus no tendrás que pagar la matrícula de tu universidad de destino (que puede ser incluso más cara que la de origen), lo cierto es que la ayuda a la movilidad que te da el programa es una cantidad claramente insuficiente para hacer frente a todos los gastos que implica vivir fuera de casa durante un cuatrimestre o un curso académico. Por ello, algunas instituciones como el Banco Santander, Crue universidades españolas y el Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades lanzan programas como el de Becas Santander Erasmus dirigido a todos los estudiantes de las universidades españolas entregando 5.152 becas a beneficiarios de las ayudas Erasmus+.
Este programa tiene como objetivo reconocer la excelencia académica de los estudiantes Erasmus+ y promover la inclusión social y la igualdad de oportunidades. El próximo mes de octubre se abrirá la II convocatoria de Becas Santander Erasmus, ¡convierte tu experiencia en un Erasmus XL!

En todo caso, ahorra algo antes de ir, buscándote un trabajo de verano, si no quieres -o no puedes- pedir más dinero a tus padres. Ese colchón te vendrá muy bien en caso de que no te ingresen la beca a tiempo o para gastarlo en viajes y salir de noche. Tu etapa de Erasmus es una época que querrás aprovechar para conocer más lugares de tu país de acogida, o para ir a visitar a amigos que también estén de Erasmus pero en otras ciudades. Además, según a qué país vayas, salir de marcha puede resultar bastante caro.

Revisa tu documentación

Verifica que tu DNI no vaya a caducar mientras te encuentres fuera de España (renuévalo antes, si es necesario), y solicita la Tarjeta Sanitaria Europea. Puedes hacerlo en la sede electrónica de la Seguridad Social. Esta te dará derecho a recibir atención médica (en las mismas condiciones que los nacionales del país de destino) en todo el Espacio Económico Europeo (los 28 países de la UE más Islandia, Liechtenstein, Noruega y Suiza). Para otros países te recomendamos que te hagas un seguro médico privado. Infórmate sobre si en el país de destino necesitarás alguna documentación extra: por ejemplo, en Italia el codice fiscale es un documento que se requiere para hacer casi cualquier gestión, como firmar el contrato de alquiler del piso. Comprueba con tu banco que podrás operar con tu cuenta y tus tarjetas en el extranjero. Y, por seguridad, escanea todos tus papeles y guarda una copia en tu correo electrónico o en la nube.

Viaja ligero de equipaje

No llenes en exceso tu maleta: piensa en aquello que vas a necesitar realmente durante tu estancia, como ropa adecuada al clima de tu destino. Puedes llevar contigo algún alimento que sepas que va a ser difícil encontrar allí y que te ayude a sobrellevar la morriña. Por lo demás, lo que se te olvide podrás comprarlo allí. Pero tampoco adquieras demasiadas cosas o a la vuelta tendrás que deshacerte de ellas o pagar por el exceso de equipaje.

Únete a ESN (Erasmus Student Network)

Esta asociación te invita a participar en diferentes actividades para poder conocer más estudiantes Erasmus, además de ofrecerte diversos planes de ocio.

Empápate de la vida local

Seguramente durante tu Erasmus conozcas a muchos otros estudiantes en tu misma situación, españoles o de otros países, y hagas pandilla con ellos. Pero no descuides a los estudiantes locales: relacionándote con ellos aprenderás más rápido el idioma y conocerás cómo es realmente la cultura del país.

Mantén la mente abierta

Es probable que durante tu experiencia como Erasmus te surjan uno y mil problemas: trámites burocráticos en la universidad, a la hora de firmar el contrato del alquiler o al hacer la tarjeta de transporte… Será como un máster acelerado para aprender a vivir de forma independiente. Habrá momentos complicados, pero, tranquilo, al final todo tiene solución.

Y no te olvides de disfrutar

El Erasmus es una experiencia que solo se vive una vez, y es mucho más que estudiar en el extranjero; es una etapa para aprender y disfrutar, en todos los sentidos. Apúntate a actividades, haz deporte, sal de fiesta… Te traerás de vuelta un montón de recuerdos, nuevas experiencias, nuevas amistades e incluso futuros contactos profesionales.

Cómo sobrevivir a tu Erasmus
Educación Cómo sobrevivir a tu Erasmus

Uno de los deseos de muchos universitarios es cursar un año en otro país. Si es tu caso, probablemente te estés planteando cómo sobrevivir a tu Erasmus.

Cómo aprovechar tu cuenta Smart Premium en tu Erasmus
Educación Cómo aprovechar tu cuenta Smart Premium en tu Erasmus

Ventajas de la cuenta Smart Premium y cómo seguir utilizando tus tarjetas Santander cuando viajas al extranjero.

Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando en esta página, consideramos que aceptas su uso en los términos indicados en la Política de Cookies.