Qué es la regla de las 3 erres

15/11/2021

Comparte en redes sociales:

Seguro que lo has escuchado en alguna ocasión: el uso actual que hacemos de los recursos naturales es 1,7 veces más rápido de lo que los ecosistemas pueden regenerar, según datos de Global Footprint Network. Es decir, al ritmo actual de consumo, la humanidad requerirá 1,7 planetas similares a la Tierra para satisfacer esta demanda.

Es por ello que el conjunto de la sociedad debe tomar medidas. Y ahí es donde entra en juego nuestra aportación personal mediante la regla de las 3 erres. Pero, ¿sabes bien a qué nos referimos cuando hablamos de las 3 erres? ¿En qué consiste? ¿Qué puedes, debes y necesitas hacer para frenar el calentamiento global y la cantidad de residuos generados hoy en día?

¿Qué es la regla de las 3 erres?

La regla de las 3 erres, también conocida como las tres R de la ecología, es una propuesta, inicialmente ideada por la asociación ecologista Greenpeace, que pretende tomar conciencia sobre diferentes hábitos de consumo. En última instancia busca que seamos sostenibles con el medio ambiente y evitemos al máximo la generación de residuos.

La regla de las 3 erres se fundamenta básicamente en tres actuaciones complementarias que nos ayudarán a conservar y proteger nuestro planeta. Estas tres acciones son: reducir, reutilizar y reciclar. Esta pauta está en sintonía con otros movimientos que han surgido en los últimos años en torno al ecologismo y la protección del medio ambiente, como por ejemplo la tendencia residuos cero o ser eco-friendly.

Reducir

Se trata de disminuir y/o minimizar la cantidad de productos o materias que necesitas, aplicándolo a diversos aspectos de tu vida, como por ejemplo:

  • Hogar: bajar el gasto en luz, electrodomésticos, agua, productos de limpieza…
  • Transporte: reducir los gases y químicos contaminantes, apostando por medios de transporte más sostenibles (eléctricos, por ejemplo, o la bicicleta).
  • Alimentos: comprar a granel, eliminar los plásticos de un solo uso…
  • Bienes de consumo: evitar los productos de un solo uso y desechables.

Reutilizar

Reutilizar un producto significa volver a utilizarlo, encontrarle nuevos usos. Esto nos permite alargar su vida útil y con ello evitar volver a comprarlo inmediatamente. Acción ésta que muchas veces no nos planteamos porque vivimos inmersos en una economía del usar y tirar, del aquí y ahora sin importar condiciones.

Reciclar

Consiste en gestionar el producto desechado de una manera correcta y que permita la nueva generación de materias primas. Aunque el sistema de gestión de residuos tiene una gran responsabilidad en el proceso, en última instancia su triunfo depende de los hábitos de cada uno.

¿Cómo aplicar la regla de las 3 erres en tu día a día?

Si quieres empezar a seguir la regla de las 3 erres en tu vida, aquí tienes algunas prácticas que puedes empezar a poner en práctica.

Consejos para reducir

  • Usa electrodomésticos eficientes (triple AAA), luces de bajo consumo y reductores y limitadores de consumo de agua en casa.
  • Apaga las luces y botones de stand by de electrodomésticos cuando no los utilices.
  • Intenta usar el transporte público; mejor aún, cámbialo por la bici si es posible.
  • Lleva una lista de la compra y planifica lo mejor posible los menús. Así, además de ahorrar dinero, comprarás lo justo y evitarás el hecho de tirar comida a la basura.
  • Compra a granel y lleva tus propias bolsas y envases en la medida de lo posible.
  • Compra productos locales: además de apoyar a los agricultores de tu entorno, reducirás las emisiones contaminantes vinculadas al transporte.
  • Antes de comprar algo, pregúntate si realmente lo necesitas.
  • Descárgate apps como Go Zero Waste o Too Good to Go que te ayudarán a reducir residuos.

Consejos para reutilizar

  • Aprovecha las cajas y embalajes para guardar y clasificar papeles o recuerdos.
  • Usa los envases de cristal para almacenar productos.
  • Prueba a hacer tus propios jabones con el aceite usado de cocina.
  • Aprovecha los restos de café como abono para plantas o como producto de limpieza.
  • Reutiliza tu ropa dándole una segunda vida: puedes llevarla a tiendas de segunda mano, venderla a través de varias apps, hacer bolsas de tela a partir de camisetas, por ejemplo, o aprovechar la ropa vieja para trapos de limpieza.
  • Reaprovecha las sobras de comida para hacer nuevos y sabrosos platos.
  • Bucea en internet (redes sociales, Youtube, webs varias) para encontrar más ideas.
  • Y antes de tirar algo, pregúntate si podría ser útil para otra persona y regálaselo.

Consejos para reciclar

  • Dispón de un sitio en casa para separar correctamente los residuos y luego depositarlos en el contenedor correspondiente.
  • Utiliza los puntos limpios de tu municipio para electrodomésticos estropeados, muebles voluminosos u otros bienes que necesites reciclar.
  • Consume productos reciclables o cuyo reciclaje no genere grandes gastos de energía y recursos (fíjate en las etiquetas).

Beneficios de aplicar la regla de las 3 erres

Tener una mayor conciencia sobre los residuos que generas y sobre tus hábitos de consumo te ayudará a contribuir con tu grano de arena en favor de la sostenibilidad y conservación del planeta. Por ello, además del impacto positivo sobre el medio ambiente, si sigues la regla de las 3 erres:

  • Mejoras tu salud, pues al hacer uso de la bici como alternativa al vehículo privado y a una preocupación mayor por nuestra alimentación.
  • Ahorras dinero, al tener limitadores de consumo en casa y planificar mejor tus compras.
  • Contribuyes a un sistema productivo más ecológico, en donde las empresas se verán obligadas a cambiar sus prácticas para adaptarlas a las nuevas demandas de los consumidores.

Verás, por lo tanto, que la regla de las 3 erres no se trata de una tendencia o moda, sino de un movimiento que va mucho más allá y que supone normalmente un cambio en la manera de consumir y, para algunas personas, un estilo de vida. Como has visto, seguir o mejorar tus habilidades en la regla de las 3 erres está a tu alcance. Cada acción cuenta…y tú, ¿te unes al cambio?