1/ 6

Este número es indicativo del riesgo del producto, siendo 1/6 indicativo de menor riesgo y 6/6 de mayor riesgo.

Banco Santander está adscrito al Fondo de Garantía de Depósitos de Entidades de Crédito. Para depósitos en dinero el importe máximo garantizado es de hasta 100.000 euros por depositante en cada entidad de crédito.

Este indicador de riesgo hace referencia a la cuenta corriente Smart.

Consejos para disfrutar de unas vacaciones ecológicas

13/05/2022

Comparte en redes sociales:

Si estás leyendo este post es porque probablemente seas una persona comprometida con el medio ambiente, esa responsabilidad puede acompañarte durante tus vacaciones, porque si a lo largo de todo el año eres eco-friendly y cuidas tu comportamiento para que sea lo más respetuoso posible con el entorno, ¿por qué no hacer lo mismo cuando estás de viaje? Ni es imposible ni más difícil.

Siempre hemos escuchado que en la maleta debemos llevar lo necesario e intentar que no ocupe demasiado, pues esa actitud ya es ecología. La producción de residuos en los meses de verano se dispara y la razón es precisamente esa, que en vacaciones perdemos de vista esos objetivos sostenibles o conciencia ecológica. Vamos a darle la vuelta a la situación con estos consejos para disfrutar de unas vacaciones ecológicas.

Sé responsable al elegir destino

Nuestra responsabilidad comienza en el mismo momento en el que decidimos viajar. A la hora de elegir destino es importante tener en cuenta que cuanto más lejos viajemos, mayor será el consumo de energía necesario para el traslado. Eso no implica que no podamos viajar lejos pero sí podemos alternar viajes de larga distancia con otros de menor recorrido. El mundo está repleto de lugares interesantes por descubrir y algunos están mucho más cerca de lo que crees.

Comprueba qué medios de transporte puedes utilizar

Al hablar de viajes inmediatamente pensamos en el avión pero lo cierto es que es el medio de transporte más contaminante, así que elegido el destino puedes buscar qué otras alternativas tienes para viajar hasta allí. En caso de que el avión sea la única posibilidad, hay compañías más comprometidas.

Si el viaje no es muy largo siempre puedes recurrir al autobús o al tren. Esta última opción puede convertirse en una magnífica experiencia:

  • El tren es mucho más respetuoso con el medio ambiente.
  • Te permitirá admirar el paisaje que atraviesa durante todo el recorrido.
  • Sus asientos son más cómodos y tienes más espacio, puedes estirar las piernas o levantarte y pasear entre vagones.
  • Los billetes son más baratos y las estaciones de tren están mucho mejor situadas que los aeropuertos.

Una vez en tu destino, si vas a moverte, emplea el transporte público, es más ecológico y te facilitará conocer diferentes rincones de ese nuevo lugar. Recuerda que existen nuevas formas de movilidad que puedes utilizar respetando el medio ambiente. Si tienes la posibilidad de alquilar una bicicleta, no lo dudes y sobre todo, camina mucho, es la mejor manera de sumergirte en el ambiente local.

Busca alojamientos eco-friendly

Cada vez son más los alojamientos que optan por una política responsable con el medio ambiente, empleando energías renovables u ofreciendo productos ecológicos en sus menús. Este tipo de lugares te aseguran que vivirás una experiencia única que convertirá tu viaje en una aventura inolvidable. Cabañas en árboles, iglús, tiendas de glamping, bioconstrucciones en entornos naturales… Un abanico de posibilidades que cada día es mayor.

Cuida la cesta de la compra

Si cuentas con una cocina en la que preparar tus comidas, haz una compra responsable e incluye en tu cesta productos Km 0 o productos de proximidad:

  • Garantizan una distancia pequeña entre su lugar de producción y el punto de venta.
  • Son productos locales y de temporada, de cultivo ecológico.
  • Su sabor nada tiene que ver con el de la mayoría de los alimentos que se venden en las grandes superficies.
  • Suponen la base del desarrollo sostenible y el comercio justo que implica un compromiso ético con los productores o recolectores.

Recurre a alimentos a granel y evita en la medida de los posible comprar envases desechables o no reciclables.

Vigila tu consumo de agua y energía

El ahorro energético no es una cuestión que deba preocuparnos únicamente cuando estamos en casa. Se trata de una actitud frente a la vida y por eso mismo, también debemos prestarle atención cuando nos vamos de viaje. Estos son algunos consejos básicos a tener cuenta cuando estamos de vacaciones:

  • Al salir de cualquier estancia debemos apagar siempre la luz.
  • Si necesitamos utilizarlas, las pilas recargables son la mejor opción.
  • En verano, el sol y las altas temperaturas nos permiten abandonar el uso de determinados electrodomésticos o aparatos eléctricos, como la secadora o el secador de pelo.
  • Nunca debe dejarse el grifo abierto.
  • Mejor una ducha rápida que llenar la bañera.
  • No poner la lavadora hasta que esté llena.

No generes residuos

Vayas a donde vayas, naturaleza o entorno urbano, playa o montaña, da lo mismo, preocúpate de no dejar huella. No generes residuos y si lo haces limpia y recoge con cuidado. Procura dejar el lugar tal y como estaba cuando llegaste y si es posible, incluso mejor.

Prepara tu próxima escapada con amigos y hazlo desde una perspectiva ecológica y sostenible. Ahora ya tienes una guía básica para disfrutar de tus vacaciones y cuidar del medio ambiente al mismo tiempo.