Alojamiento para estudiantes erasmus en Francia

Si estás decidiendo dónde vivir durante tu Erasmus en Francia, no dejes de consultar este apartado de la Guía Erasmus en Santander Smartbank, en el que reseñamos las principales opciones de alojamiento en el país vecino.

Búsqueda de piso compartido

Para irte a estudiar de intercambio al país galo las dos alternativas más populares son vivir en un piso compartido o hacerlo en una residencia universitaria.

Si te decantas por la primera opción, algunas de las webs con más oferta de pisos en alquiler para estudiantes son:

  • Student. Puedes seleccionar entre las 40 ciudades universitarias más populares de Francia o utilizar su buscador filtrando por residencia, ciudad o nombre de universidad.
  • Erasmusu. La comunidad de estudiantes Erasmus también dispone de una sección dedicada al alojamiento, en la que se publican anuncios tanto de pisos en alquiler como de universitarios que buscan compañeros de piso.
  • Uniplaces. Esta web especializada en alojamiento para estudiantes permite reservar con antelación pisos en alquiler, habitaciones compartidas, habitaciones privadas o residencias. Como garantía de seguridad, el primer pago se realiza a través del portal, que solo lo transferirá al propietario una vez que te instales. De momento tiene oferta en París y la ciudad universitaria de Lille.

Alojamiento Erasmus para residencias

Alojarse en residencias es una alternativa más económica que alquilar un piso, al menos si son de carácter público, con precios desde los 200 euros por habitación y mes, según la web Étudiant, una guía de servicios al estudiante del Ministerio de Educación Superior, Investigación e Innovación y Crous.

Puedes ver las posibilidades de alojamiento que existen en tu campus en la página web de tu universidad de destino (como la Universidad de Estrasburgo o la de Lyon 2, por citar solo dos). También puedes consultar las páginas webs de las Crous, las oficinas regionales del CNOUS, la agencia nacional de servicios estudiantiles, como por ejemplo las de:

Si no encuentras plaza en una residencia pública, puedes acudir a la oferta de residencias privadas, aunque serán algo más caras. Algunas redes son:

  • ADELE. Esta web permite buscar alojamiento en residencias universitarias en diferentes puntos de Ile-de-France y 10 provincias francesas, con precios desde 500 euros al mes.
  • Résidences Estudines tienen instalaciones en cerca de una treintena de ciudades francesas, con precios entre 300 y 400 euros al mes. La ventaja: sus servicios complementarios (como gimnasio, lavandería, sala de desayunos o acceso a Internet).

Alojamiento en una casa particular

Una tercera opción para vivir en Francia mientras estudias tu Erasmus es alojarte en casa de un particular. Lokaviz es la web que ofrece este tipo de alojamiento para estudiantes. En estos momentos cuentan con una oferta de 1.026 alojamientos disponibles –y verificados- en 323 localidades francesas.

Alojamientos para estancias cortas

Si tu Erasmus es de corta duración, puedes optar por buscar alojamiento a través de la web Bed&Crous. Hay disponibilidad de este tipo de estancias –normalmente habitaciones o estudios en residencias universitarias- en 43 ciudades de Francia. Los precios se calculan por día.

Ayudas para alojamiento

Una de las ventajas de irte de Erasmus a Francia son las ayudas estatales al alquiler para jóvenes y estudiantes, sean nacionales o extranjeros. Para solicitar estas ayudas (hay tres tipos diferentes, Als, Alf y Apl) debes dirigirte a la oficina más cercana de la CAF (Caisse d’Allocations Familiales).

En Francia también puedes acceder gratuitamente a un aval para poder alquilar un apartamento o acceder una plaza en una residencia, a través de la Garantie Visale.

Gastos relativos al alojamiento

Además del precio mensual del alquiler, y de los gastos en suministros (luz, agua, gas, etc.), en Francia hay otros gastos relacionados con la vivienda que tienes que tener en cuenta si te vas a vivir de alquiler:

  • La “taxe d’habitation” (impuesto sobre la vivienda), que se cobra una vez al año (normalmente septiembre u octubre) y cuyo importe varía dependiendo del municipio, el valor de la vivienda y los ingresos del inquilino. Si compartes piso, solo se cobra esta tasa a uno de los inquilinos, generalmente el que haya puesto a su nombre el contrato del alquiler (que puede compartir luego el coste con el resto de inquilinos). No tienes que pagar la “taxe d’habitation” si estás alojado en una residencia universitaria gestionada por el Crous o si solo ocupas una habitación amueblada en casa de alguien que te la está subarrendando a ti.
  • También tendrás que pagar una tasa por tener televisión (la llamada contribución a la transmisión pública).

Como has podido comprobar, las posibilidades para alojarte durante tu Erasmus en Francia son variadas, y existen muchas vías para encontrar información sobre alojamientos disponibles. Te recomendamos que busques con antelación para encontrar los mejores precios y localizaciones. Consulta a su vez las opciones de transporte de las que dispones para poder moverte por la ciudad y poder llegar sin problemas a tu destino.