Alojamiento para estudiantes erasmus en Alemania

Si buscas alojamiento para estudiante en Alemania, en nuestra Guía Erasmus en Santander Smartbank te presentamos las opciones disponibles. Deberás decidir si optas por alojarte en una residencia universitaria durante tu Erasmus o por un piso compartido. Repasamos las alternativas.

Residencia universitaria en Alemania

Studentenwerk es una organización de servicios al estudiante, entre los cuales está el asesoramiento sobre alojamiento. En su web informan que los precios y la disponibilidad de alojamiento estudiantil varían de una región a otra, con mayores dificultades en las grandes ciudades del oeste de Alemania o en las ciudades universitarias tradicionales. Para afrontar la falta de oferta de pisos en alquiler o los elevados precios, los 57 Studentenwerk que hay en todo el país disponen de una red de más de 1.600 residencias con alrededor de 194.000 plazas disponibles. El precio medio de una plaza en una residencia es de 246 euros al mes, incluyendo gastos, inferior al que costaría una habitación en piso compartido, que es la razón por la que el 40% de los estudiantes extranjeros eligen esta opción de alojamiento.

Si quieres saber cómo solicitar una plaza en una residencia universitaria alemana, dirígete al Studentenwerk de tu universidad de acogida; allí dispondrán de información de las residencias del campus (características, servicios y fotos), así como formularios online para hacer tu solicitud.

Piso compartido en Alemania

Si prefieres compartir piso durante tu Erasmus en Alemania, te recomendamos que empieces tu búsqueda meses antes de partir a través de portales inmobiliarios como nmobilienscout24 o Meinestadt, o webs especializadas en alquiler para estudiantes como Student.com. La ventaja de estas últimas es que te permiten hacer la búsqueda por proximidad a la universidad que indiques, lo que te facilitará encontrar piso cerca de tu campus aún sin conocer la ciudad.

Muchas organizaciones de servicios al estudiante Studentenwerkt también disponen de un buscador de pisos compartidos en alquiler.

Otra alternativa para buscar piso en alquiler es acudir a las centrales de alquiler de vivienda (Mitwohnzentrale), que disponen de una oferta de pisos amueblados durante un plazo limitado. Busca la web de la central de tu ciudad de destino y en ella encontrarás información sobre la oferta de alquileres, así como consejos para los inquilinos o contratos estándar de arrendamiento.

También puedes esperar a llegar a tu destino y dirigirte en persona a una oficina de una agencia inmobiliaria. En este caso es recomendable preguntar primero si el servicio de búsqueda de piso tiene un coste para el inquilino. Una de las desventajas de esta opción es que la oferta de pisos amueblados en alquiler en el mercado libre es mucho menor que la de pisos sin amueblar. Además, tendrás que tener un plan B para los primeros días de tu Erasmus: un alojamiento en un hostel u hotel o el piso de algún amigo.

Consejos para alquilar un piso en Alemania

  • Fíjate que a la hora de buscar piso compartido en Alemania los anuncios indicarán alguna de estas dos posibilidades: o bien Kaltmiete (alquiler frío), es decir, el precio de la habitación sin gastos; o bien Warmmiete (alquiler caliente, Kaltmiete + Nebenkosten) esto es, alquiler más gastos de agua, electricidad, calefacción, basuras, etc.
  • A la hora de firmar el contrato del alquiler (Mietvertrag), revisa el documento para comprobar qué gastos están incluidos en el precio (solo el precio del alquiler del piso o también servicios adicionales como luz, agua, Internet…) y cuál es el plazo de rescisión del contrato (normalmente hay un mínimo de tres meses). También quién aparece como inquilino, si solo un estudiante o todos los que vayan a compartir el piso. Esto es importante ya que si son varios inquilinos, todos ellos compartirán derechos y obligaciones, mientras que si solo aparece un nombre en el contrato, será esta persona quien asuma con el propietario todos los costes del apartamento, aunque ocasionalmente quede alguna habitación libre en el piso.
  • Recuerda también que se te pedirá una fianza (Kaution) equivalente a entre 2 o 3 meses de renta. Es aconsejable que hagas un inventario y saques fotos del estado en que se te entrega el piso cuando te den las llaves para poder comparar con cómo queda al finalizar el contrato y no tener que pagar así costes de reparaciones o daños que no te correspondan.
  • En el contrato de arrendamiento también se incluirán una serie de normas para los inquilinos (Hausordnung), que dependen de cada edificio; por ejemplo, las horas en las que no se puede hacer ruido (¡tenlo en cuenta si quieres hacer una fiesta durante tu Erasmus!), quiénes son los responsables de la limpieza de las zonas comunes, si están permitidas las mascotas, o los horarios para sacar la basura.
  • Los propietarios alemanes esperan que el contrato se cumpla al pie de la letra, por lo que si tu nivel de idioma no es muy bueno y no entiendes alguna cláusula del contrato de arrendamiento, pide ayuda a algún compañero alemán. En las asociaciones de inquilinos de tu ciudad (Mieterschutz-Vereine) te ofrecerán asesoramiento y ayuda profesional, aunque eso sí, deberás afiliarte antes.
  • Y por último, recuerda que en Alemania deberás empadronarte en el Departamento de Registro (Meldestelle) del ayuntamiento en un plazo de siete días desde que te instales, cubriendo un formulario y acompañándolo de tu documento de identidad y la copia del contrato de alquiler.

Sigue los consejos de nuestra guía Erasmus para elegir la mejor opción de alojamiento en Alemania para ti y conocer todos los recursos a tus disposición y todos los requisitos que debes cumplir.